Curso de Biodigestores  
 
» Nuestro objetivo
» ¿Cómo lo hacemos?
» La implementación
» Proyectos
» Cursos
  mark Producción de biodiesel
  mark Biodigestores
  mark Energía eólica de baja potencia
  mark Energía solar fotovoltaica
  mark Instalación solar fotovoltaica
  mark Energía solar térmica
  mark Arquitectura sustentable
  mark Eficiencia Energética
  mark Org. de eventos sustentables
» Contacto
 
 

 

 
»Introducción | »Descripción | »Próximas fechas | »Inscripción
El biogás es una mezcla de gases formado por 60-70% de Metano, 30-40% Dióxido de Carbono, 1% de Hidrógeno, 0.5% de Nitrógeno, 0.1% de Monóxido de Carbono, 0.1% de Oxígeno y 0.1% de Ácido sulfhídrico. La conversión de la materia orgánica en biogás involucra varios procesos bacterianos y enzimáticos que ocurren simultáneamente.

El proceso utilizado para su obtención es la biodigestión, que consiste en la fermentación realizada por bacterias anaeróbicas sobre la materia orgánica (desechos humanos y de animales, residuos agrícolas, plantas acuáticas, etc.). Para esto se utilizan tanques cerrados herméticamente, llamados biodigestores, en donde la biomasa es mezclada con agua para formar la suspensión, sobre la cual ocurre la digestión anaeróbica. La misma puede ser dividida en tres fases que suceden continuamente en donde los productos de una son substratos de la otra. Esto tiene relación con el tipo de microorganismo involucrado en la digestión y su capacidad para degradar diferentes tipos de estructuras bioquímicas.

  • Primera etapa de licuefacción, es llevada a cabo por microorganismos en su mayoría anaerobios facultativos y por enzimas que mediante hidrólisis rompen las largas cadenas de estructuras carbonadas y las transforman en cadenas más cortas y simples (principalmente ácidos orgánicos y alcoholes).
  • Segunda etapa de acidificación, aquí actúan las bacterias acetogénicas que degradan los ácidos orgánicos produciendo acético, hidrógeno y dióxido de carbono. Existe una estrecha relación simbiótica entre estos microorganismos y las bacterias metanogénicas. Ya que estas últimas consumen los productos de esta fase disminuyendo su concentración favoreciendo la reacción y la actividad de las acetogénicas, manteniendo un equilibrio energético.
  • Tercera etapa de gasificación, en la misma intervienen las bacterias metanogénicas cuyo principal substrato es el ácido acético dando como resultado la producción de metano y dióxido de carbono.

Para que el equilibrio entre las bacterias sea el correcto es necesario realizar un estricto control de la temperatura y acidez del digestor para mantener el equilibrio entre los distintos microorganismos de modo de no afectar la producción de gas ni favorecer la acidificación del medio con el consecuente bloqueo de la fermentación.

En cuanto al tipo de digestores se encuentra el modelo Chino; el modelo Hindú; Biodigestores tubulares con polietileno; y U.A.S.B. (Upflow Anaerobic Sludge Blanket).
Los productos que se buscan obtener con un biodigestor son el biogás y los biofertilizantes.